Joyas y enseres

El ACTUAL AGUILA IMPERIAL DE LA VIRGEN DEL PRADO, UN REGALO CON MOTIVO DE SU CORONACIÓN PONTIFICA

En el anterior boletín extraordinario con motivo del 50 Aniversario de la Coronación Pontificia de la imagen de la Virgen del Prado, publique varios artículos de los regalos que recibió la imagen de la Virgen, con motivo de su coronación. Pero hubo un regalo que también recibió por esta efeméride, al que no hice alusión, me refiero al Águila Imperial que lleva prendido en el manto.

Perece ser según algún historiador local, que la tradición de que en el manto de la Virgen del Prado se lleve prendido un Águila Imperial, se remonta al siglo XVIII. Esta águila según el Cronista Oficial de Ciudad Real, D. Julián Alonso Rodríguez, en un artículo que publicó en el diario “Lanza” el 29 de julio de 1954, era grande, dieciochesca y de aljófar.

Águila Imperial estrenada en 1967 con motivo de la Coronación Pontificia de la imagen de la Virgen del Prado.

Águila Imperial estrenada en 1967 con motivo de la Coronación Pontificia de la imagen de la Virgen del Prado.

Desde el siglo XVIII esta águila, fue una seña de identidad de la Virgen, e incluso el pueblo le dedicó una seguidilla que decía:

¿Cuál es la mejor moza

de Ciudad Real?

La que en la espalda lleva

el águila imperial.

Esta águila se le puso siempre prendido en el manto a la Virgen en sus salidas procesionales, hasta el año 1936, año que la imagen fue destruida por republicanos del Frente Popular, y su tesoro robado, del casi nada se pudo recuperar. Terminada la Guerra Civil Española en 1939, y vuelto de nuevo el culto a la Virgen del Prado con una nueva imagen, poco a poco la Ilustre Hermandad de nuestra Patrona, fue restaurando el camarín de la Virgen y rehaciendo el patrimonio robado en 1936.

La milenaria imagen de la Virgen del Prado destruida en 1936, con el manto de los Condes de la Cañada y la desaparecida Águila Imperial.

La milenaria imagen de la Virgen del Prado destruida en 1936, con el manto de los Condes de la Cañada y la desaparecida Águila Imperial.

Pero debido a los cuantiosos gastos, a los que la Ilustre Hermandad tuvo que hacer frente para reconstruir todo lo robado, entre ellos la nueva imagen de la Virgen, las coronas y rostrillo, el paso para procesionarla y restaurar su camarín, se llega al año de la Coronación Pontificia en 1967, sin que se hubiera recuperado el Águila Imperial.

Fue Dª. Mariana Alonso Rodríguez, hermana del ya citado Cronista Oficial de Ciudad Real, D. Julián Alonso Rodríguez, quien en memoria de su difunto hermano, fallecido en 1963, costearía el nuevo Águila Imperial para el manto de la Virgen del Prado.

El Águila fue realizada en plata repujada con esmeraldas, llevando en su parte central las cuatro órdenes militares, siendo labrada por el mismo orfebre que realizó las coronas y rostrillo, con la que fue coronada la imagen de la Virgen el 28 de mayo de 1967, D. José Puigdollers y Vinader, águila que estrenó la Virgen el día de su Coronación Pontificia.

Emilio Martín Aguirre,

Tesorero de la Ilustre Hermandad

Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado de Ciudad Real

EL BASTÓN DE MANDO DE LA PROVINCIA DE CIUDAD REAL, UN REGALO A LA VIRGEN DEL PRADO EL DÍA DE SU CORONACIÓN

D. Jacobo Roldan Losada regalaría en 1950 la imagen de la Virgen del Prado al pueblo de Ciudad Real. Archivo Centro Estudios de Castilla-La Mancha.

D. Jacobo Roldan Losada regalaría en 1950 la imagen de la Virgen del Prado al pueblo de Ciudad Real. Archivo Centro Estudios de Castilla-La Mancha.

Jacobo Roldan Losada nació en Selaya, provincia de Santander en 1913 y fue nombrado Gobernador Civil de Ciudad Real y Jefe Provincial del Movimiento por decreto del 27 de octubre de 1944, cesando el 25 de enero de 1952 al pasar a desempeñar los mismos cargos en la provincia de Santander. Destacó a lo largo del tiempo que permaneció en nuestra ciudad, por su amor hacia Ciudad Real, sus tradiciones, costumbres y la Virgen del Prado.

La catedral recibió diferentes donaciones suyas, pagando las imágenes destruidas durante la guerra civil del retablo mayor de San Pedro, San Pablo, Santiago el Mayor, San Andrés, San Felipe, San José, San Juan Bautista y San Bartolomé entre 1947 y 1954, obra de los escultores valencianos José María Rausell Montañana y Francisco Llorens Ferrer. En 1949 donaría la imagen de la Virgen de Alarcos y en 1950 también regalaría al pueblo de Ciudad Real la nueva imagen de la Virgen del Prado, de los escultores anteriormente reseñados, siendo su coste 17.000 pesetas.

Carta dirigida por don Jacobo Roldan al Hermano Mayor, comunicando la donación del bastón de mando de la provincia a la Virgen del Prado.

Carta dirigida por don Jacobo Roldan al Hermano Mayor, comunicando la donación del bastón de mando de la provincia a la Virgen del Prado.

Con motivo de la Coronación Pontificia de la imagen de la Virgen del Prado, la Ilustre Hermandad de la Patrona decidió invitarlo al acto a la Coronación, al ser el donante de la imagen de la Virgen. En el archivo de la hermandad, se encuentra la carta de respuesta de don Jacobo Roldan, al entonces Hermano Mayor, don Lorenzo Gómez Moreno, fechada el 12 de mayo de 1967 que a continuación reproduzco:

“He recibido el atento y cariñoso escrito que con Motivo de la Coronación Pontificia de Nuestra Sra. la Virgen del Prado me dirigen invitándome a que les acompañe en dichos actos y no tengo que decirle lo muchísimo que mi mujer y yo hemos agradecido tan cariñoso recuerdo y tengan la seguridad que tanto ella como yo estaremos con Vds. El día 28; no tengo que decirles la devoción tan grande que desde mi llegada precisamente el día de la Purísima el año 44 a esa, tengo a la Patrona de Ciudad Real, y desde mi salida para el Gobierno de Santander he llevado sobre mi pecho la medallas de la Virgen del Prado que me regaló la Sección Femenina, con motivo de mi despedida de esa.

Hace años la provincia de Ciudad Real en un homenaje que me dedicaron como Gobernador Civil de Ciudad Real y Jefe Provincial de esa, me obsequiaron con un precioso bastón de mando (de caré con esmaltes y brillantes), y al aceptarlo con toda emoción hice el propósito que el día que dejara el mando volvérselo a regalar a esa Provincia para mí tan querida, y en mis conversaciones con mi inolvidable amigo José Navas, (q.e.p.d.), acordamos que a nadie mejor podía yo entregar este bastón de mando, que a la Santísima Virgen del Prado, y creyendo que con motivo de la Coronación Pontificia de la Virgen, puede ser el momento mejor, se lo comunico a Vds. para que consultado el Exmo. y Rdmo. Sr. Obispo Prior, me comuniquen lo que crean procedente.

Le ruego transmitan nuestro agradecimiento al Exmo. y Rdmo. Sr. Obispo, lo mismo que a todos los miembros de esa Hermandad por su cariñosa invitación”.

Entrega del bastón de mando al Obispo-Prior D. Juan Hervás, el 28 de mayo de 1967.

Entrega del bastón de mando al Obispo-Prior D. Juan Hervás, el 28 de mayo de 1967.

Realizadas la consulta al señor Obispo-Prior, D. Juan Hervás y Benet, fue aceptada la donación sin ningún inconveniente, y el día de la Coronación Pontificia de la imagen de la Virgen del Prado, el 28 de mayo de 1967, don Jacobo Roldan y su señora asistieron al acto, ocupando un lugar destacado en la ceremonia. Al término de la coronación y cuando el paso de la Virgen regresó al templo catedralicio, don Jacobo Roldan entregó oficialmente al Obispo-Prior, el bastón de mando de la provincia de Ciudad Real, para que formara parte desde aquel acontecimiento histórico, del tesoro de la Virgen del Prado.

Emilio Martín Aguirre,

Tesorero Ilustre Hermandad