Estandartes

ACTUAL ESTANDARTE CORPORATIVO DE LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DEL PRADO

ESTANDARTE CORPORATIVO DE LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DEL PRADO

La Ilustre Hermandad de la Santísima Virgen del Prado, al igual que cualquier cofradía o hermandad, tiene un distintivo que la distingue. Este es el estandarte que consiste en un pedazo de tela en el que está pintada o bordada la imagen, insignia o anagrama de la cofradía o hermandad.

A lo largo de la historia de la Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado, esta ha tenido varios estandartes, conservándose actualmente dos antiguos en la sala del tesoro de la Catedral, de estos ya hablare en otro momento, que dejaron de procesionar en 1958, al adquirir el que actualmente abre el paso de los hermanos cada 15 y 22 de agosto.

ESTANDARTE CORPORATIVO DE LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DEL PRADO

El actual se confecciono a expensas de la Ilustre Hermandad y por iniciativa del Hermano Mayor de entonces, Cecilio López Pastor, en el año 1959. Este está bordado a dos caras, una de tisú de plata, bordada en oro fino la imagen de la Virgen del Prado y el reverso de raso blanco con el escudo de Ciudad Real matizado en sedas. Este fue bordado por la Esclavas del Santísimo y de la Caridad, más conocidas por las Adoratrices, que tenían su convento en la Ronda del Parque en el actual edificio Complejo Residencial para Personas con Discapacidad Psíquica "Guadiana". Módulo I, y su coste fue de 37.525 pesetas.

COSTE del ESTANDARTE CORPORATIVO DE LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DEL PRADO

Este estandarte está acompañado por dos faroles en metal cincelado y plateado con vara repujada, obra de la orfebrería de Manuel Seco Velasco de Sevilla que fueron también labrados en el año 1959 y que tuvieron un coste de 10.000 pesetas, de las cuales 7.000 pesetas fueron donación de la viuda de Emilio Bernabeu, Amparo Blanco.

EL ESTANDARTE DE LOS CONDES DE LA CAÑADA DE LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DEL PRADO

Estandarte regalado por los Condes de la Cañada en 1889

Estandarte regalado por los Condes de la Cañada en 1889

En la parte posterior el estandarte lleva la inscripción:

“Devoción a Ntra. Sra. del Prado Patrona de Ciudad Real, de los Excmos.

Sres. Condes de la Cañada, Año 1889”.

Escudo de los Condes de la Cañada bordado en el estandarte.

La Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado, actualmente procesiona con el estandarte que en 1959 confeccionaron las religiosas Adoratrices de Ciudad Real. Hasta ese año lo realizaba con el estandarte que en el año 1889 le regaló el que fuera Hermano Mayor de la Ilustre Hermandad en aquel año, el Excmo. Sr. D. Rafael Acedo-Rico y Amat y su esposa Dª. María Josefa de Medrano y Maldonado.

El sexto Conde de la Cañada, Excmo. Sr. D. Rafael Acedo-Rico Y Amat, Olazábal y Quintano

El sexto Conde de la Cañada, Excmo. Sr. D. Rafael Acedo-Rico Y Amat, Olazábal y Quintano

En el año 1889 le correspondió ocupar el cargo de Hermano Mayor al sexto Conde de la Cañada, Excmo. Sr. D. Rafael Acedo-Rico Y Amat, Olazábal y Quintano, nacido en Madrid el 20 de mayo de 1815, llego a ser Teniente General de los Reales Ejércitos, Capitán General de Castilla la Vieja, Navarra y Extremadura, Director General de Artillería y Estado mayor y de la Guardia Civil; Mariscal de Campo, Gentil hombre de Cámara de S.M., con ejercicio y servidumbre, Senador vitalicio del reino, Gran Cruz de Isabel la Católica, de San Fernando, San Hemenegildo, etc. Fue primera figura política y militar de su época y tuvo participación destacada en las Guerras Carlistas y, sobre todo, en la Restauración de la Monarquía tradicional en la persona de Don Alfonso XII (años 1874 a 1885), siendo por todo ello sublimada su persona y Casa a la dignidad de la Grandeza de España.

Dª. María Josefa de Medrano y Maldonado, esposa de D. Rafael Acedo-Rico

Dª. María Josefa de Medrano y Maldonado, esposa de D. Rafael Acedo-Rico

D. Rafael Acedo-Rico contrajo matrimonio con Dª. María Josefa de Medrano y Maldonado que fue Dama noble de la reina María Luisa en 10/10/1867 (fue condecorada por S.M. en su Real Cámara, en 22/1/1868), Señora de un Vínculo de la Casa Medrano. Por este matrimonio la casa de los Condes de la Cañada quedó avecinada en Ciudad Real, donde conserva sus bienes y hacienda hasta la actualidad. D: Rafael y Dª María Josefa tuvieron cuatro hijos.

La actual calle Conde de la Cañada lleva este nombre en recuerdo del Teniente General Don Rafael Acedo-Rico, por haber tenido en ella su casa. La calle se denominaba antes “de la Sangre”.

D. Rafael Acedo-Rico, sexto Conde de la Cañada, falleció el 17 de febrero de 1891 y dos años antes de que se produjera su muerte le tocaría por turno el ocupar el cargo de Hermano Mayor de la Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado, regalando un estandarte de grandes dimensiones que lleva bordada la imagen de la Virgen del Prado sobre unas nubes, en la parte delantera, y en la parte posterior también bordado el escudo de los Condes de la Cañada y la siguiente inscripción: “Devoción a Ntra. Sra. del Prado Patrona de Ciudad Real, de los Excmos. Sres. Condes de la Cañada, Año 1889”.

El escudo de este estandarte son las antiguas armas del linaje Acedo-Rico y es un escudo en cuatro cuarteles: en el primero en campo de oro una cruz rolavana; en el segundo en campo de gules una banda de oro con cabezas de sierpes; en el tercero en campo verde una llave y en el cuarto en campo azul una luna menguante de plata, orladas “Por la Fe Moriré”.

El estandarte como he dicho anteriormente, dejo de procesionar en 1959, conservándose en la sala museo de la catedral ciudadrealeña.