Noticias de la Hermandad


Buscador

Nueva búsqueda

  Búsqueda avanzada  


El Pontifical de la Asunción de María en cuerpo y alma a los cielos


 

El viernes 15 de agosto, la iglesia celebró la Solemnidad de la Asunción de María en Cuerpo y Alma a los cielos. En Ciudad Real esta celebración se suma a la de Nuestra Señora del Prado, Patrona y Fundadora de nuestra ciudad.
 
Miembros de la Junta Directiva de la Ilustre Hermandad y Corte de Honor 

A las 10:30 de la mañana se ofició el Solemne Pontifical que estuvo presidido por el Obispo-Prior, Excmo. Sr. D. Antonio Algora Hernando, y concelebrado por el Obispo-Prior Emérito, Excmo. Sr. D. Rafael Torija de la Fuente y miembros del Excmo. Cabildo Catedral.

  La Corporación Municipal casi al completo asistió ayer a la Solemne Función 

A la Solemne Función asistió la Corporación Municipal con la Alcaldesa al frente, D. Rosa Romero Sánchez, autoridades civiles y militares y las juntas directivas de la Ilustre Hermandad y Corte de Honor.

  El Pontifical fue presidido por el Obispo-Prior, D. Antonio Algora Hernando, y concelebrado por el Obispo-Prior Emérito, D. Rafael Torija de la Fuente, junto a miembros del Excmo. Cabildo Catedra

El templo se encontraba lleno de files y durante la Función el Obispo-Prior hablo del misterio de la subida al cielo de la Virgen en cuerpo y alma. «Este acontecimiento, en el que el pueblo cristiano ha creído incluso antes de su formulación dogmática, ya tardía en la historia de la Iglesia, noviembre de 1950, es el final de una historia humana en el tiempo, pero es la afirmación de que todo lo que la Virgen Inmaculada, sin pecado, vivió a lo largo de su vida, vive para siempre».

  El Presidente de la Ilustre Hermandad, D. Francisco Pajarón, realizó la primera lectura 

El también Prior de las Órdenes Militares (Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa) instó a los creyentes a pensar en la «vida eterna» para a renglón seguido subrayar que cuando hablamos de lo mal que está el mundo, «lleno de violencia, de guerras, injusticias, corrupciones económicas y morales, no lo debemos hacer por un puro lamento de cosas que ocurren a otros, sino como quien sabe que tiene que trabajar, comprometer su vida en la construcción del Reino de Dios».

  La Presidenta de la Corte de Honor, Dª Pilar Cid, leyó la segunda lectura 

El prelado recalcó que la posición del cristiano no es de lamento sino de «gozo», de «alegría» por «haber encontrado salida y sentido que no dan otras salidas políticas y sociales». Llegado a este punto abogó por desterrar complejos en los que «se nos quiere encerrar sobre que la fe no sirve para la vida». «Lo que vale para la vida eterna es lo único que tiene valor verdaderamente humano». 

Un momento de la homilía del Señor Obispo-Prior 

Algora también se refirió al ejercicio de amor fraterno que «nos da la serenidad de quien sabe que lo que está pasado es flor de un día que no vale para toda la vida, y menos para la vida eterna».

  Celia Casado Puentes, Secretaria de la Corte de Honor leyó la Oración de los fieles 

En una Basílica Catedral repleta de fieles y con la Corporación municipal casi al completo, el obispo instó a mantener las obras de caridad personal e institucionalmente en favor de los más necesitados. Tanto en la homilía como al final de misa, monseñor Algora rogó por las personas que lo están pasando, por los más pobres y los enfermos.

  Tras la homilía las Dulcineas y Damas Infantil y Juvenil realizaron la ofrenda de productos del Campo a la Virgen del Prado 

Paz y Justicia. El prelado Algora proclamó que no se puede encerrar la vida cristiana en unas pocas prácticas piadosas o en un estilo de vida individual y egoísta porque «estamos llamados a ser responsables de todos nuestros contemporáneos empujando la historia para que se establezca el Reino de Dios, de santidad y gracia, de paz y justicia, de verdad, de vida y amor».

  Momento que el Señor Obispo inciensa a la Virgen del Prado durante la celebración religiosa 

El obispo prior finalizó su homilía exhortando a los fieles a que la Virgen del Prado «sea nuestra referencia más cierta para hacer la vida» y recordando la oración del Papa Francisco en la pide que interceda por la Iglesia, de la que María «es icono purísimo», para que «nunca se encierre ni se detenga en su pasión por instaurar el Reino».

  Un seminarista ayudo ayer durante la celebración. En esta fotografía lo vemos momentos antes de incensar al pueblo 

La ofrenda. Estefanía Cruz, Sandra Palomares, Laura Roldán, María González, Laura López, Lucía Campos, Lucía Alba, Ana Belén Martínez, Isabel Alcaide y Gisela Campos, dulcineas y damas de honor de la Feria y fiestas de la ciudad hicieron la ofrenda tras la homilía y plegaria del obispo en la que clamó por la justicia y el amor a los pobres.

  Junto al Obispo-Prior Emérito y miembros del Cabildo Catedral, también concelebraron varios sacerdotes de la ciudad 

Al término de la celebración el Obispo-Prior, D. Antonio Algora, impartió la Bendición Apostólica con indulgencia plenaria, en la Función concelebrada en la festividad de Nuestra Señora del Prado en el día de la Asunción de la Virgen a los cielos.

  Al término de la celebración el Obispo-Prior, D. Antonio Algora, impartió la Bendición Apostólica con indulgencia plenaria

 



Print this Page

.

Nuestra Señora

Virgen del Prado de Ciudad Real

Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado de Ciudad Real