La Hermandad

Francisco Pajarón López

Después del largo y caluroso verano que hemos soportado, me pongo de nuevo en contacto con vosotros. Atrás han quedado, vacaciones, días de playa, la Pandorga y las fiestas en honor de Nuestra Señora, la Virgen del Prado. Todo gozado y disfrutado por todos.

Un nuevo curso comienza para los niños y jóvenes universitarios, para profesores y tantos profesionales dedicados a la educación. A los padres corresponde la tarea de velar por su formación y sacrificar los bolsillos en una circunstancias difíciles. Dios aprieta pero no ahoga, por lo tanto, adelante.

Nosotros los altruistas, juntas de gobierno de hermandades, también inauguramos curso nuevo. Con proyectos, ilusiones, nuevas tareas de trabajo, cosas que nos gustaría realizar pero que por razones económicas son inalcanzables, valoración del curso pasado, aciertos y sinsabores. Aquello que no salió como ideamos aunque pusimos toda la voluntad. Y muchos anhelos.

En las paginas de nuestro boletín encontraréis la convocatoria de la segunda Asamblea General de este año. En el orden del día descubriréis los temas a tratar y el historial anual.

Deciros que los ropones de los acólitos han sido muy bien acogidos y valorados, así como, que el día quince los faroles y el estandarte de la Hermandad fueran portados por jóvenes hermanos de las filas de nuestra Hermandad. Esperamos que estos voluntarios aumenten para el próximo año y contar con ellos en el grupo de acólitos que se esta formando para engrandecer la procesión de Nuestra Señora del Prado.

Desde estas paginas, damos las gracias al predicador de la octava, Don Jesús Donaire Domínguez. Gracias por esa homilía tan mariana, tan de hermandad y de juventud. Por traer a nuestras mentes recuerdos entrañables que el tiempo se llevó. Con ello nos hizo vibrar de emoción a jóvenes y a los que hemos pasado muchas lindes del camino de la vida. Gracias Jesús. Una homilía para recordar siempre. Tendrás éxitos para Dios y su Iglesia donde el Señor te lleve.

Recordaros que el sábado anterior a la Natividad del Señor, se celebra la misa de Adviento en honor de la Virgen María, acto al que como siempre estáis todos invitados y debéis asistir como miembros de la Hermandad.

Todos los ciudadrealeños, pequeños y mayores deben pertenecer voluntariamente a la hermandad de la Virgen del Prado por ser la patrona de la ciudad. En la sacristía de la Catedral encontrareis fichas para todos. Rellenarla y entregarlas al sacristán o a cualquier miembro de la junta de gobierno.

La misa por los difuntos se aplica el 15 de cada mes a las 20:00 horas en invierno y a las 20:30 en temporada de verano.

Por ultimo recordaros, como siempre, el deber que tenéis de asistir a las asambleas reglamentarias en ellas podéis exponer vuestras inquietudes y sugerencias.

Sin más me despido enconmendándoos a todos a la protección de nuestra Madre, la Santísima Virgen del Prado.

Francisco Pajarón Lópet

Presidente de la Hermandad de la Santísima Virgen del Prado